• La Verdad del Sureste |
  • Domingo 18 de Febrero de 2018

LA AMENAZA RUSA Y LA INJERENCIA ESTADOUNIDENSE EN LAS ELECCIONES DE MÉXICO


EDGAR MARTINEZ BRICEÑO



La guerra sucia en las precampañas no cede. La semana pasada los poblanos fueron víctimas del pleito pre-electoral y recibieron llamadas telefónicas a sus equipos móviles y a sus hogares en el que señalaban que Andrés Manuel López Obrador, candidato de MORENA a la presidencia de la República, recibe apoyo de Rusia y que el tabasqueño pretende regalarle a aquella nación “nuestro” petróleo:
    “Los rusos vienen a quitarnos nuestro petróleo…El FBI y el Washington Post revelan que Rusia impulsa a López Obrador (1,2) ¿Cómo lo hacen? Mensajes en redes sociales y a través del canal de televisión Russian State(3), que por cierto lo conduce el esposo de Irma Sandoval (John Ackerman), presunta secretaria de Estado de López Obrador, la evidencia la publicó León Krauze en El Universal (4) y recibió amenazas violentas por decir la verdad (5)…Rusia controla el Petróleo de Venezuela (6). López Obrador promete echar para atrás la Reforma Energética ¿por qué? Para hacer su voluntad con el petróleo de los mexicanos ¡que no se lo entregue a los rusos! (7) No permitas que López Obrador traiga al enemigo ruso a profanar con sus plantas nuestro suelo (8), piénsalo y pasa la voz. ¡Los rusos!” (9, 10), es lo que se escucha del otro lado del teléfono.
    En honor a la verdad y el respeto que los ciudadanos merecemos:
    1.-El artículo del Washington Post en el que señalan el “posible” apoyo de Rusia para López Obrador, es una opinión de la periodista Frida Ghitis y obedece más a una crítica aparentemente motivada por la preocupación de que AMLO no se sujete a las políticas que le convienen a Estados Unidos.
    2.-El principal argumento de la periodista Ghitis es la participación de John Ackerman, catedrático de la UNAM y personaje vinculado a AMLO, en una cápsula semanal para la televisora Rusia Today. Ackerman quien es un estadounidense naturalizado mexicano, también ha participado en medios como New York Times, Los Angeles Times, entre otros medios norteamericanos sin que por ello se le acuse de ser un infiltrado del gobierno de Estados Unidos.
    3.-Que un medio ruso reproduzca información tanto en tv como en redes sociales poca relevancia tiene. ¡Que alcen la mano los mexicanos que ven tv rusa y siguen sus redes!
    4.-El periodista León Krauze, quien señala a Ackerman, tiene una larga trayectoria de participación con medios estadunidenses, por lo cual usando su misma lógica él podría ser un infiltrado de los intereses del país de las barras y las estrellas. Eso explicaría su fobia a los Rusos, propia del nacionalismo estadounidense, no mexicana.
    5.-Las supuestas amenazas violentas denunciadas por León Krauze ni siquiera tienen que ver con Ackerman o con López Obrador, y quizá ni siquiera existen. Lo que si recibió León Krauze fueron innumerables comentarios de desaprobación, descrédito y molestia de los ciudadanos que no pretenden dejarse engañar con este tipo de mentiras conspiranóicas (conspirativas y paranoicas) importadas desde el país del norte.
    6.-El supuesto control de Rusia sobre el petróleo de Venezuela tiene sus matices. Ante los problemas económicos de aquel país latinoamericano y la falta de pago de un préstamo al gobierno ruso (no cualquiera le accede a prestar dinero a Venezuela), éste se podría quedar con una compañía propiedad de Petróleos de Venezuela (PDVSA), misma que fue utilizada como aval para el préstamo. Dicha compañía de nombre CitGo es de origen estadounidense y posteriormente fue nacionalizada. Existe temor y preocupación por parte de Estados Unidos que Rusia se haga de uno de sus activos, y que adquiera mayor presencia en detrimento del poder norteamericano. Claramente el miedo de que los rusos se hagan de nuestro petróleo, es un miedo estadounidense.
    7.-Este punto realmente me parece de lo más ofensivo para el intelecto por la magnitud de la contradicción. Si AMLO echa para atrás la reforma energética (ha dicho que la respetará pero revisará los contratos) estaría cerrando nuevamente el sector petrolero y limitando la participación de particulares de cualquier país, hasta Rusia. Si quisiera regalarles el petróleo basta con favorecer a rusos en los procesos de licitación para lo cual es necesaria la apertura resultante de la reforma energética.  
    8.- ¿Desde cuándo los rusos son nuestros enemigos?
    9.- Documentos desclasificados del Departamento de Estado de los Estados Unidos revelan que Hillary Clinton es impulsora de la Reforma Energética que abrió nuestro país a la privatización del sector.
    10.-Existe una añeja enemistad entre Estados Unidos y Rusia por diferencias ideológicas. La aversión a los rusos no tiene su origen en México, por lo que alguien en el país del norte está influenciado con éxito a personajes de la política nacional. Estados Unidos tiene una larga tradición imperialista, a lo largo de la historia ha intervenido, desestabilizado y derrocado gobiernos latinoamericanos democráticamente establecidos para ajustarlos a sus intereses y de sus empresas privadas. Todos los políticos mexicanos (y sus partidos),  ideólogos y periodistas ocupados en reproducir la historia rusa obedecen a los intereses del tío Sam; son, hay que decirlo, unos traidores a la patria.
    Los políticos del establishment ven en el mexicano a una masa torpe y fácil de engañar, y le apuestan a la ignorancia y al miedo para conservar sus privilegios y preservar el statu quo. ¿Se atreverá Washington a intervenir en las elecciones del 2018? ¿Lo vamos a permitir?
Twitter @MartinezBriceno

 

 


Versión completa del documental "Esto soy" sobre la vida de Andrés Manuel López Obrador, producido por Verónica Velasco y Epigmenio Ibarra.

Portada y Contraportada

Perico verde