• La Verdad del Sureste |
  • Domingo 18 de Febrero de 2018

CANAYA SOCIO DE MEADO


EMMANUEL RUIZ SUBIAUR



El Gregueriano: En el Programa de Gobierno de Morena se ha puntualizado que será prioritario el rescate de la industria petrolera, la rehabilitación de las refinerías y la instalación de 2 refinerías más en el país (una en Dos Bocas, Paraíso, Tabasco y la otra en Atasta, Campeche); contra todos, se oponen CAnaya y Meado.
    Hay que dilucidarle a la población, el por qué tanto Duvalin Vitíligo Meado como Ricky CAnaya, candidatos socios a la Presidencia de partidos políticos supuestamente opuestos, han manifestado con insistencia, su no aceptación a la instalación de esas refinerías: tanto Meado como CAnaya son beneficiarios de pingues ganancias que les deja a trasmano la compra de gasolina al extranjero por parte del gobierno federal.
    Más de 620 mil barriles diarios de gasolina se les compra a empresas extranjeras que financian a CAnaya y Meado. Construir dos refinerías más y rehabilitar las existentes, potenciará la producción de gasolina en el país y acabará con el negociazo de estos ladrones.
    CAnaya tiene, por ejemplo, 28 propiedades. La mayoría de ellas las administra su familia –su esposa Carolina Martínez Franco- en Estados Unidos, donde vive hace dos lustros y su suegro Donino ángel Martínez. 4 de esas propiedades están valuadas en más de 693 millones. Es una rata super coluda. Su mal habida riqueza se ha incrementado después de que CAnaya llegó al gobierno; sus posesiones inmobiliarias y comerciales en los últimos 14 años se han quintuplicado.
    La familia de la esposa de CAnaya Cortés, encabezada por sus suegros Donino Ángel Martínez y Maribel Natalia Franco, pasó de tener 4 empresas a 17; y de poseer 6 propiedades, con un valor de 21.9 millones de pesos, a 33 que superan los 300 millones de pesos, desde que CAnaya inició en su carrera política en el año 2003.
    Además de su esposa Carolina Martínez, familiares políticos de CAnaya, se encuentran en la lista de poseedores de inmuebles o representantes de empresas, a la que se suman hermanos, cuñados y concuños de CAnaya (secretario particular del entonces gobernador de Querétaro, Francisco Garrido Patrón -entre 2003 y 2009-; en ese periodo, Donino Ángel Martínez, pasó de administrar un hotel y tres sucursales de La Parrilla Leonesa, a constituir cinco empresas inmobiliarias y comprar 16 propiedades). Su mamá, Meribel Franco, es propietaria de otras 10.
    CAnaya Cortés en su declaración 3de3 indicó que poseía el 50% de Cintla y el 42% de Juniserra, empresas que han recibido miles de millones de pesos en contratos de gobiernos federal y estatales. En el año 2002, antes de que CAnaya laborara para el gobernador de Querétaro y de contraer matrimonio con Carolina Martínez, su familia contaba con seis inmuebles con un valor total de 21.9 millones de pesos.
    Las propiedades se quintuplicaron a partir del año 2003, periodo en el que la familia Martínez compró 27 propiedades más. Entre las propiedades destacan la compra de un terreno donde se encuentra Plaza Revolución, terrenos del Conjunto Santiago y hasta las instalaciones del Instituto Electoral del Estado de Querétaro. El negocio más rentable para la familia fue la transmisión accionaria de un inmueble que hoy se denomina Plaza Juriquilla, que cuenta con 120 locales.
    México cuenta con 6 refinerías: Refinería “Miguel Hidalgo”, en Tula, Hidalgo; Refinería “Francisco I. Madero”, en Ciudad Madero, Tamaulipas; Refinería “Ing. Antonio M. Amor”, en Salamanca, Guanajuato; Refinería “Ing. Antonio Dovali Jaime”, en Salina Cruz, Oaxaca; Refinería «Gral. Lázaro Cárdenas del Rio”, en Minatitlán, Veracruz, y Refinería “Ing. Héctor Lara Sosa”, en Cadereyta, Nuevo León.
    Actualmente las refinerías de Pemex están trabajando solo al 40% de su capacidad. La capacidad de refinación nacional es de 1,620,000 barriles diarios y que de trabajar al 100% las refinerías se obtendrían alrededor de 648,000 barriles de gasolinas por día.
    ¿Dónde está el negociazo?: el consumo nacional de gasolinas rebasa los 800,000 barriles diarios; al trabajar solo al 40% de su capacidad las refinerías, México importa más del 60% de la gasolina necesaria para cubrir la demanda nacional. Si trabajaran al 100% las refinerías, solo se necesitarían importar el 19%.
    La última refinería que entró en operación en México fue en 1979; por lo que hace 38 años que no se construye ninguna nueva refinería, a pesar del incremento en la demanda de gasolinas, diésel y turbosinas.
    De haberse construido (anunciada durante el sexenio del borrachales FeCal) la Refinería “Bicentenario* en Tula, Hidalgo, con capacidad de refinación de 250,000 barriles por día, prácticamente no se importaría gasolinas para cubrir la demanda nacional.
    El “gasolinazo” es producto de la Reforma Energética ya que el incremento al precio de las gasolinas obedece a hacer más atractiva la comercialización de las gasolinas por parte de las empresas privadas que incrementaran sus ganancias con el aumento.


Versión completa del documental "Esto soy" sobre la vida de Andrés Manuel López Obrador, producido por Verónica Velasco y Epigmenio Ibarra.

Portada y Contraportada

Perico verde