• La Verdad del Sureste |
  • Martes 21 de Noviembre de 2017

Empresas como Coca-Cola, hacen del mar un basurero



Ciudad de México, 3 de noviembre.- La problemática del plástico en los océanos a nivel mundial es muy grave, ya que contribuye al cambio climático, afecta la salud de los seres vivos que habitan las aguas y la de las personas, alertó la organización Greenpeace México.
    En entrevista, Miguel Rivas, coordinador de la campaña de océanos de la organización con presencia internacional, hizo especial énfasis en el uso de los plásticos de un sólo uso -botellas, bolsas, cubiertos, popotes y empaques de plástico- suman alrededor de 8 mil toneladas que cada año van a dar a los mares.
    “Los plásticos vienen de los derivados del petróleo, entonces, mientras sigamos utilizando plásticos, básicamente contribuimos al cambio climático, a la pérdida de la bodiversidad y a la producción de energía sucia”, advirtió.
    En dicho punto coincidió Mariana Soto, directora ejecutiva de Plastic Oceans Mexico, quien señaló que durante 2017 se producirán cerca de 350 millones de toneladas de plástico en todo el mundo, por lo que “millones de aves marinas y animales marinos morirán al ingerir plástico”.
    En 1950, apuntó Rivas, comenzaron a producirse plásticos y hasta nuestros días sólo se ha reciclado el 9 por ciento de las 8.3 mil millones de toneladas del material.
    El activista manifestó que únicamente se recicla el 28 por ciento de las botellas de Tereftalato de polietileno, mejor conocido como PET, es decir, el 72 por ciento de los envases termina en los océanos, y México ocupa el lugar número 12 como consumidor de plástico a nivel global.
    “Estamos desechando más plástico del que podemos reciclar”, criticó.
    En el país, el consumo de desechables supera el promedio en Latinoamérica –de 32 kilogramos–, con 48 kilogramos por persona anualmente.
    Esa es la cifra del país donde 7 de cada 10 adultos y 3 de cada 10 niños sufre de exceso de peso y que es el mayor consumidor de refrescos en el mundo.
    “El plástico es una consecuencia de esta situación. Un tema de salud termina teniendo una repercusión medioambiental por tanto plástico de la industria refresquera”, comentó.

¿CUÁNTO DURAN LOS OBJETOS QUE USAS
APENAS UNOS MINUTOS?
Objetos como bolsas, botellas, popotes y empaques se utilizan sólo unos minutos, pero su legado perdura durante décadas.
    Por ejemplo, la vida útil de una bolsa es de alrededor de 12 minutos, pero tarda 55 años en descomponerse, por lo que “termina siendo muy perjudicial porque se consumen demasiado, ya que en promedio cada mexicano utiliza dos bolsas de plástico al día”, comentó Rivas.
    Una botellas de plástico se descompone en 500 años aproximadamente, mientras, un vaso, entre 65 y 75 años y un globo, 6 meses.
    Rivas señaló que la responsabilidad de reducir la presencia de plásticos en las aguas, recae primordialmente en tres sectores que son consumidor, productor y autoridades, por lo que recomendó lo siguiente:
    Al consumidor: que evite aceptar o pedir empaques plásticos y opte por llevar consigo bolsas y/o envases retornables; además de preferir aquellos negocios que busquen hacer un cambio positivo por el medio ambiente.
    Al productor: que sea amigable con el medio ambiente y apueste por la innovación de alternativas sustentables, a fin de reducir la huella plástica en la naturaleza.
    Al Gobierno: obligar a los productores a recuperar la basura que generan y a implementar mecanismos eficientes de reciclaje.
     “Coca Cola, por ejemplo, debería ser responsable de recuperar las miles de millones de botellas en que envasa sus productos. Las empresas tienen que hacerse responsables de los contaminantes y la basura que generan. Si no hay un compromiso, esto no va a cambiar y para 2050 habrá más plástico que peces en el mar”, advirtió.
    Ante este panorama, la ONG global se dio a la tarea de impulsar el movimiento ciudadano #YoSinPlásticos, mismo que promueve que pequeños negocios adquieran el compromiso de reducir el uso de plásticos e incluso eliminarlos por completo.
    La campaña lanzada formalmente el mes pasado -por iniciativa de voluntarios de Greenpeace- consiste en que grupos locales de 24 ciudades en la república logren convencer al menos un comercio de su entidad a comprometerse a reducir al máximo o eliminar el uso de plásticos de un solo uso o desechables.
     “No más popotes, no más bolsas, trastos y cubiertos hechos de plástico. Es urgente cambiar hábitos de consumo para perjudicar menos al medio ambiente. #YoSinPlásticos es el principio de un gran fenómeno social para que todos los mexicanos se comprometan a cambiar las cosas”, indicó.