• La Verdad del Sureste |
  • Viernes 19 de Enero de 2018

MORENA: SERÁ ALTERNANCIA FÉRTIL


EMMANUEL RUIZ SUBIAUR



El Gregueriano: La alternancia que vendrá, que ofrece Morena y Andrés Manuel: será fértil, dará frutos y esplendor.
    Iniciada el 24 la campaña por la Presidencia del “gobernante providencial que vendrá del ser”, hablamos ya, de alternancia en el gobierno. Hablamos de la alternancia que fue y de la alternancia que será. De aquella alternancia que fue un fracaso y estéril, y de la que vendrá con Morena: que será de muchos frutos y de esplendor.
     El vocablo alternancia aplicado a la política se pone recurrentemente de moda cada vez que hay algún movimiento en la sociedad que modifica las coordenadas normales del estatus quo y se hace el cambio de partido en el gobierno: alternancia es el cambio de un partido político por otro en un proceso electoral y llega al gobierno un partido diferente de aquel que hasta ese momento estaba gobernando.
    Sucedió, en el año 2000 al entregarle el neoliberal Ernesto Zedillo –incluso antes de que cerraran las urnas en el territorio del país- al Vaquero Idiota, Vicente Fox. Mas esa alternancia fue una alternancia de partido y de empleados del gobierno -nuevas caras-, que fue una alternancia estéril; un apabullante fracaso que daño más y profundizó hasta lo abismal la crisis de los mexicanos.
    ¿Cómo se consiguió esa alternancia en el año 2000? ¿Qué logró esa alternancia frustrada? Expulsó de Los Pinos al PRI, pero metió a Los Pinos a los socios del pri: los retardatarios y conservadores del PAN. Cambiaron de diablos y de duendes, pero siguió el mismo infierno.
    La alternancia que se dio en el año 2000 -expulsar al pri de Los Pinos para meter al pan-, fue una alternancia frustrada, fallida o infértil, estéril; nada de lo que se pensaba podía conseguir esa alternancia se logró conseguir.
    Se consiguió la alternancia de PRI a PAN en el año 2000 por medio de un artilugio que en el fondo fue la razón profunda del fracaso de esa alternancia estéril: el partido de la reacción nacional –pan- por sí solo no hubiese ganado la Presidencia si el PRD -que en ese momento encabezaba Cuauhtémoc Cárdenas- no le hubiese aportado 3 o 3 y medio millones de votos a el Vaquero Idiota, Fox. La cantidad de votos que tenía PAN por sí sola no alcanzaba a rebasar la cantidad de votos que iba a tener el PRI -partido en el gobierno-.
    Para hacer uso de ese “voto útil” (3 o 3 y medio millones de votos del PRD para el PAN) se hizo un “convenio en lo obscurito”: el Vaquero Idiota ganaría la Presidencia, pero al siguiente sexenio (2006) debía entregarla a los grupos de izquierda -a los partidos más populares y más cércanos a la población-; en ese caso, al PRD. Se usaría el mismo artilugio: ahora se correría el “voto útil” del pan al prd. Vicente Fox traicionó el acuerdo: nunca cumplió.
La alternancia del 2000, fue una alternancia estéril. Debió pasarse, con motivo de ella, a una transición democrática; por lo tanto, lo que hizo Vicente Fox al repetir imponiendo a su emulo FeCal fue una traición a la democracia y una forma de truncar la transición a la democracia. Colegimos que: hay democracias frustradas, transiciones cuartadas y alternancias estériles.
    Los efectos de esa alternancia que resulto frustrada del 2000, se debieron haber visto en los cambios, en la estructura gubernamental, en las políticas públicas y en las personas que administraban el gabinete; en el caso de Fox, ahí fue en donde más se denoto el fracaso rotundo de aquella alternancia que termino siendo un verdadero desastre: no hubo ningún cambio, no repitieron ninguna movilización, no repercutieron ninguna movilización adecuada y repitieron lo mismo que durante 72 años había hecho el PRI.
    Con una agravante: si los gobiernos del PRI tardaron 50 años para corromperse hasta la medula, en menos de un año los gobiernos del pan en esa alternancia estéril se convirtieron en un verdadero hoyo inmenso de cloaca de corrupción y siguieron las mismas técnicas, las mismas prácticas, las sismas perversidades, que durante 72 años hizo el PRI. Incluso algunas de esas corruptelas y satrapías las perfeccionaron.
    Entonces, hay alternancias frustradas y estériles. Pero también: alternancias fructíferas, que dan esperanzas. Hay alternancias que son exitosas; que son fértiles. La alternancia que vendrá en el año 2018 con Morena en el gobierno y bajo la guía de nuestro paisano Andrés Manuel, será una alternancia de muchos frutos. Es indiscutible, hoy por hoy, que el próximo Presidente de la República se llamará Andrés Manuel López Obrador. De cada 10 personas a las que le consulto sobre el tema, 8 responden que votarán por Morena y AMLO; 7 de 10, confiesan: estaríamos mejor con Andrés Manuel.

 


Versión completa del documental "Esto soy" sobre la vida de Andrés Manuel López Obrador, producido por Verónica Velasco y Epigmenio Ibarra.

Portada y Contraportada

Pineda