• La Verdad del Sureste |
  • Domingo 18 de Febrero de 2018

Perdió salario mínimo con EPN 13.42%

Es el peor deterioro en 3 sexenios



Ciudad de México, 2 de febrero.– A un año de que concluya la administración del Presidente Enrique Peña Nieto, el salario real ha perdido el 13.42 por ciento del poder adquisitivo, la cifra más alta en los últimos tres sexenios, revela una investigación del Centro de Análisis Multidisciplinario de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).
    “A un año de terminar el sexenio de Enrique Peña Nieto se ha registrado una de las mayores pérdidas del poder adquisitivo de las últimas décadas, no obstante, él y otros funcionarios como Basilio González Núñez, presidente de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami) y Alfonso Navarrete Prida, titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), se enorgullecen en ser los operadores y justificadores del despojo al celebrar los supuestos aumentos salariales, aumentos que nacieron muertos”, destaca el reporte número 127 titulado “México 2018: Otra derrota social y política a las clases trabajadoras; los aumentos salariales que nacieron muertos”.
    La investigación de la UNAM refuta las declaraciones del Ejecutivo federal de que en los últimos cinco años, el salario mínimo ha tenido una recuperación del 20 por ciento en términos reales y 45 por ciento en términos nominales.
    El análisis del Centro de Análisis Multidisciplinario detalla que al 1 de diciembre de 2012 el salario mínimo nominal era de 62.33 pesos, mientras que para el 1 de enero de 2018 el salario mínimo es de 88.36, lo que arroja una diferencia de 41.8 por ciento, menor a la cifra señalada por Peña Nieto, que fue de 45 por ciento.
    “No sabemos de dónde pueden redondear mágicamente los otros 3.2 por ciento, además de que incluyen un salario que sólo se mantuvo un mes al igual que incluyeron aumentos salariales que se aplicarían más de un mes después del discurso de Peña. Ni haciendo trampa les cuadran sus cuentas”, revira el estudio.
    Respecto al salario real, es decir, lo que se puede comprar con el salario mínimo, utilizando la medición de la Canasta Alimenticia Recomendable (CAR), en el sexenio de Peña Nieto, se ha perdido el 13.42 por ciento del poder adquisitivo solamente hasta el 26 de octubre de 2017.
    A partir de 2014, el poder adquisitivo de los mexicanos ha disminuido gradualmente. En ese año fue de 3.45 por ciento; para el 2015 se registraron dos caídas considerables, la primera en abril con el 7.45 por ciento y la segunda en octubre con 9.65 por ciento.
    En el año 2016, el poder adquisitivo de los mexicanos volvió a registrar pérdidas, con el 11.11 por ciento y para octubre de 2017 fue de 13.42 por ciento, según la comparación de la UNAM con datos de la Conasami y de precios de los productos de la Canasta Básica.
    “La tendencia al deterioro de las condiciones salariales en el sexenio de Peña Nieto es muy clara. Lo único que ha avanzado durante su administración es el empobrecimiento de las familias trabajadoras en México”, destaca el estudio.

SALARIO QUE NO ALCANZA PARA COMER

A finales de noviembre de 2017, la Conasami anunció el aumento salarial de 10.4 por ciento, el cual entraría en vigor a partir del 1 de diciembre de ese mismo año, y ubicaría el salario mínimo en un monto de 88.36 pesos diarios.
    Sin embargo, los 88.36 pesos diarios siguen siendo de los salarios más bajos de América Latina. De 2016 a 2017 el aumento al salario mínimo fue de siete pesos y para este 2018 es de 8.32 pesos. La suma de ambos es de 15.32 pesos.
    Comparando el aumento al salario mínimo con el de la Canasta Alimentaria Recomendable, para octubre de 2016 ésta costaba 218.06 pesos y para octubre de 2017 costaba 245.34 pesos, es decir que tuvo un aumento de 27.28 pesos, lo que representa una variación de 12.5 por ciento, la más grande desde mediados de la década de los 90.
    El Centro de Análisis Multidisciplinario de la UNAM detalla que el aumento en los precios de la Canasta Alimentaria Recomendable “ya se comió en un solo año el aumento de los dos años, e incluso una parte de lo que vayan a anunciar para 2019 si no es que todo”.
    En el estudio “México 2018: otra derrota social y política a la clase trabajadora; los aumentos salariales que nacieron muertos”, los especialistas de la UNAM expusieron que en 1987 se requería laborar cuatro horas con 53 minutos para obtener la Canasta Alimenticia Recomendable, mientras que para el 26 de octubre de 2017 eran necesarias 24 horas con 31 minutos.
    “En 1987 le restaban al trabajador 19 horas y siete minutos para transportarse, comer, asearse, convivir con su familia, salir a pasear y dormir, entre otras actividades, y para octubre de 2017 el tiempo necesario para comprar la canasta ha sobrepasado un día completo”, remarcaron.
    El crecimiento del precio de la la Canasta Alimenticia Recomendable, conformada por 40 alimentos –para una familia de cuatro personas: dos adultos, un joven y un niño-, es muy rápido, por lo que los aumentos hechos al salario mínimo han nacido prácticamente muertos.
    La UNAM señala que las propuestas de diversas fuerzas políticas para elevar el salario mínimo a 95.24 pesos diarios, o hasta 171 pesos para el próximo sexenio, son también insuficientes y cuestionaron qué tipo de bienestar se puede garantizar con estos ingresos considerando que se requieren 245 pesos diarios sólo para la alimentación.


Versión completa del documental "Esto soy" sobre la vida de Andrés Manuel López Obrador, producido por Verónica Velasco y Epigmenio Ibarra.

Portada y Contraportada

Perico verde