• La Verdad del Sureste |
  • Miércoles 22 de Noviembre de 2017

SUS PRESOS ¿DUEÑOS DE LOS TERRENOS DE 4 CRESET?


EMMANUEL RUIZ SUBIAUR



El Gregueriano: Gran paradoja legal: todos aquellos reclusos que hace 12 o más años están encarcelados en los CRESET del Estado, podrían promover o haber promovido la usucapio y la prescripción sobre la celda donde están recluidos y podrían llegar a ser dueños de los reclusorios.
    Los CRESET no cuentan con documentos que acrediten que ellos son propietarios de los predios donde se edificaron. Los Centros de Readaptación Social –hoy de Reinserción- de los Municipios de Centro, Cárdenas, Comalcalco, Huimanguillo y Macuspana, no cuentan con Escrituras Públicas, ni Decretos Expropietarios a favor del Gobierno del Estado de Tabasco para acreditar su legítima propiedad sobre los predios donde se han edificado. Esto es así, según se desprende del oficio No. SAF/SA/DAPE/0219/2011 del 11 de abril de 2011 que en su momento emitió el Director de Administración del Patrimonio del Estado.
    La falta de tal documentación legal que les legitime la propiedad propicia incertidumbre respecto a la propiedad y posesión de las superficies que ocupan. Tal incertidumbre propicia que terrenos colindantes y de las áreas de amortiguación de estos Centros de Reinserción Social se encuentren sufriendo ataques y amenazas de particulares que pretenden posesionarse de ellas y apoderarse por distintos medios y triquiñuelas+.
    En el caso específico del CRESET de Villahermosa, Centro, de conformidad al croquis y plano de levantamiento más reciente del CRESET de Villahermosa,  éste cuenta con un perímetro exterior de 467 metros linéales por un costado, más 387 metros lineales por un lado, más 207 metros lineales en línea a la carretera Villahermosa-Frontera, más 252 metros lineales por el otro costado. Es un perímetro de 1313 metros lineales construidos. La superficie en metros cuadrados es de 88,623 metros cuadrados.
    En la actualidad el precio comercial del metro cuadrado en esa zona es de más de $5,000.00 metro cuadrado (el valor de solo el terreno rebasa los 370 millones de pesos. Pero el CRESET de Villahermosa, Centro, únicamente cuenta con una Escritura Pública que avala la propiedad de 1,000 metros cuadrados en forma de rectángulo de 50 por 20 metros. La Escritura es de un Acto de Adjudicación de tal terreno a favor del Gobierno del Estado por un adeudo de impuesto predial de un supuesto propietario y se pasó por la fe Notarial del Lic. Jesús Ezequiel de Dios, entonces Notario Público número 1 (escritura Número 140 del 08 de febrero de 1972).
    Si la superficie que se calcula del terreno que ocupa el CRESET es de 88,623 metros cuadrados, el Gobierno del Estado de Tabasco no tiene certidumbre de la propiedad de 87,623 metros cuadrados.
    El CRESET fue iniciada su construcción en 1974 en terrenos del extinto Fideicomiso de Ciudad Industrial y ha ido creciendo y expandiéndose; hoy tiene capacidad para 1368 reclusos. El Fideicomiso de Ciudad Industrial fue administrado por varios años por Roberto Canabal Estañol y los documentos oficiales de dicho Fideicomiso así como a quienes se le asignaron o vendieron predios en tales terrenos están extraviados.
    Por años se dijo que parte de esos terrenos eran de la familia de Mario Brown Peralta y que a causa de ello a su familia se le pasaba una iguala.  
    A causa de esta incertidumbre la denominada Zona de Amortiguamiento de ese Centro de Reinserción Social corre el peligro de que el gobierno la pierda. Ya algunos particulares se han apoderado, sin saberse por cuáles medios, de terrenos colindantes al CRESET, que formaban parte del mismo (área de protección o de amortiguamiento) y el Gobierno del Estado sigue muy campante dejando hacer.
    La única forma como podrían haberse quedado los particulares con ese tramo de terreno pudo ser la compraventa a dueño cierto o vía juicio de posesión u vía usucapio; de no ser así, están usurpando un predio que no es de su propiedad. Pero también el Gobierno del Estado estaría ocupando un predio del cual no es propietario legalmente; es decir, tanto particulares como gobierno del Estado se han convertido en “invasores”.
    En esas mismas condiciones están los reclusorios –aparte del de Centro-, de los municipios de Cárdenas, Comalcalco, Huimanguillo y Macuspana.
    .