• La Verdad del Sureste |
  • Domingo 18 de Febrero de 2018

Urdimbres y Texturas

LA REALIDAD SE MEZCLA DE TRES EN TRES


Teresita Bautista Valles.



El tequila, Meade y los Kennedy
 
Tres temas se entremezclan en la realidad y aunque aparentemente no tienen  que ver uno con otro, al final la realidad es inmensa, nadie la controla, por mucho que quiera. Sobre todo no es necesariamente predictiva, aún cuando existen pitonisos, magos, lee manos, vendedores de publicidad política (marketing político) y el internet. Y cuando entramos a la internet es porque sólo vemos un pestañeo de la carretera de la información a gran escala. ¿Acaso usted querido lector, tiene la capacidad de leer todo lo que ofrece la red? Sólo le da pestañeos a esa realidad.
 
PESTAÑEO 1.- José Antonio Meade y su vocación de Ícaro. Porque sólo así se puede entender que alguien que no milita en el PRI sea su candidato a la Presidencia, al tiempo que debe criticar los vicios…del PRI. No es fácil su posición. Es demostrar por fuerza y dominio que sabe, que es el adecuado para darle continuidad al partido actualmente en Los Pinos, pero aguanta los embates de un resentido desde dentro del partido, y por otro lado enfrenta lo que comentábamos en otra colaboración: que los priistas han cavado su propia tumba, permitiendo el crecimiento de grupúsculos que han violentado la vida social, las estructuras comunitarias y la soberanía del país. En términos generales: ¿quién le cree a alguien que representa al grupo que ha decidido, oprobiosamente desde el poder, la actual situación del país? Además de enfrentar a un Anaya que se siente fortalecido, y un López Obrador que se sabe sobrado.
 
PESTAÑEO 2.- Esta servidora es una admiradora, y consumidora de comida tradicional de nuestro país. Porque he descubierto en ella el peso de lo social, lo cultural y lo ideológico de nuestros pueblos, a través de la comida he concluido que es la  madre de la identidad de todos, y que puede llegar a enamorar a extranjeros, y los más refinados gustos. La comida es un corazón que late al ritmo agrícola y económico, impregna reuniones de negocios, y determina culturas. El turno de este pestañeo lo da el tequila; peligra, dicen, porque lo bueno y bien hecho lleva tiempo. En el caso del tequila, la producción del agave azul, lleva para su maduración siete años, pero la demanda internacional no permite que ese ritmo se respete, por lo tanto las plantaciones se sobrexplotan. Se exportan al extranjero ocho de cada diez botellas; su éxito se ha convertido en enemigo, pues se usan plantas poco maduras, por lo tanto se extrae menos licor, y esto nos lleva a pensar en la calidad de la bebida.
Según el Consejo Regulador del Tequila, las exportaciones crecieron un 7,1%, en el último año; salieron al extranjero  213 millones de litros, de 271 millones que se produjeron en total.  Una demanda que requiere mucho tequila, pero la producción es lenta; quizá en vez de debilidad debiera convertirse en una espera que valga la pena, y que haga del tequila una bebida que se posicione por su calidad, no por estar de moda. Lo otro es condenarlo a la extinción.
 
PESTAÑEO 3.- Y si el tequila lleva tiempo para su maduración, en la política, la experiencia en la administración pública, fragua a los políticos jóvenes, pero sobre todo su contacto con los grupos sociales a los que servirá  más adelante. Esto vale para este pestañeo. Joe Kennedy III es un ejemplo de ello. Los analistas dirían que no es una sorpresa viniendo de una de las familias dinásticas en el poder en Estados Unidos, pero Joe sabe cómo hablar y tocar al ciudadano de a pie. En la universidad lo conocieron como “El lechero”, porque no consume alcohol. ¿Por qué es importante hablar de Joe Kennedy?
Le cuento: respondió al discurso emblemático que Donaldo Trump dio en el pleno, donde como siempre, y para no dejar duda, siguió en la misma temática: México paga el muro, migrantes lárguense de mi país, supremacía racial arriba. Joe Kennedy respondió así: “Los matones nunca en la historia de Estados Unidos lograron igualar la fuerza de un pueblo unido”. Y abiertamente sostuvo que los demócratas defienden a los migrantes, porque son la clave del éxito y la historia americana. “El odio y la supremacía racial marchan orgullosos por nuestras calles, eso no es lo que somos” remató. Advirtió que su generación derrumbará el muro que la actual administración pretende construir. Este chavo de 37 años, que fue voluntario de  Las fuerzas de paz en República Dominicana, y fue fiscal de distrito, que hábilmente se ha acercado a los votantes blancos de tipo obrero, para decirles que pueden confiar en él. Es nieto de Robert Kennedy y sobrino nieto de John F. Kennedy; marcadamente pelirrojo, habla español y es abogado, dio un aire de frescor al Congreso, y su discurso opacó al de Trump, pero también se ganó la crítica entre los analistas políticos por su perfil familiar, que raya en lo elitista y dinástico.  En política este juego es necesario, y el Partido Demócrata de Estados Unidos está inflado de orgullo por su elección para contestar el discurso de Donald Trump. Se ha hecho del lado de las minorías para contrarrestar el efecto Trump en la  Casa Blanca. Lecciones a reflexionar. Pestañeos a tomar en cuenta. ¿Aprenderemos sin tropezar con las piedras que hicieron caer a otros?
 

 


Versión completa del documental "Esto soy" sobre la vida de Andrés Manuel López Obrador, producido por Verónica Velasco y Epigmenio Ibarra.

Portada y Contraportada

Perico verde